Preguntas frecuentes

¿Qué es la CLABE?

Es un número único e irrepetible asignado a cada cuenta bancaria (normalmente de cheques) que garantiza que los recursos enviados a las órdenes de cargo (domiciliación), pago de nómina o a las transferencias electrónicas de fondos INTERBANCARIOS (entre bancos) se apliquen exclusivamente a la cuenta señalada por el cliente, como destino u origen.

¿Cómo se compone la CLABE?

La CLABE está formada por un conjunto de 18 dígitos numéricos que corresponden a los siguientes datos:

Código de Banco: Donde radica la cuenta, de acuerdo a los números asignados a las Instituciones de Crédito en la Asociación de Bancos de México. Longitud = 3 dígitos.

Código de Plaza: Ciudad o región donde el cliente mantiene su cuenta, de acuerdo a la definición de claves de plaza definida para el servicio de cheques. Longitud = 3 dígitos.

Número de Cuenta: Campo en donde se incluye la información que cada banco utiliza para individualizar la cuenta de sus clientes. Longitud = 11 dígitos (cheques).

Dígito de Control: Es un dígito que se obtiene a través de aplicar un algoritmo que permite validar que la estructura de los datos contenidos en la CLABE son correctos. Longitud =1 dígito.

¿Cuáles son lo beneficios de usar la CLABE?

  • La CLABE garantiza el correcto registro de los servicios interbancarios a fin de aplicar las operaciones de los clientes,
  • Se utiliza una clave estándar para transferir recursos entre distintos bancos.
  • Disminución de rechazos de traspasos interbancarios por concepto de datos erróneos o inexistentes.
  • Validación de la integridad de los datos de la CLABE del beneficiario tanto en el banco donde se solicita la transacción como en el banco que recibe los fondos.